Objetivo: clausurar las asociaciones de vecinos

El domingo 21 de marzo el movimiento vecinal tiene una nueva convocatoria en Madrid. Se trata de una respuesta más a la ofensiva del Ayuntamiento del tripartito de la derecha en contra de los espacios autogestionados por asociaciones de vecinos y colectivos vecinales.

El próximo “objetivo”, tras La Ingobernable, EVA… será (si no se impide) Casa Cultura y Participación Ciudadana Chamberí. Una ofensiva qué, como se puede ver, no es exclusiva del ayuntamiento de Almeida, sino que se extende por otras ciudades españolas gobernadas por la derecha.

El compromiso de la Coordinadora de Trabajadores/as Músicos (CST-Músicos) con los espacios ciudadanos, en tanto a lugares donde las ciuadadanas y ciudadanos se organizan y determinan, y resuelven, sus inquietudes, actividades y necesidades culturales, además de las de primer orden como la alimentación, sanitaria y económicas, es de primer orden.

La Red de Espacios Autogestionados de Madrid (REMA), enfrente

La Red de Espacios Autogestionados de Madrid (REMA), constituida en febrero de 2020 en el Solar Maravillas en el barrio de Lavapiés, el último de los lugares autogestionados de Madrid que, tras recibir una notificación de desalojo  inminente por parte del Ayuntamiento de José Luis Martínez-Almeida está siendo intervenida por una constructora.

Constituóción de la Red de Espacios Autogestionados de Madrid (REMA)

Otros 20 centros sociales se han unido a esta plataforma para enfrentar “la campaña mediática” de desprestigio y “la persecución de las instituciones” a dichos espacios.

Foto de familia de Red de Espacios Autogestionados de Madrid (REMA)

El cierre del Espacio Vecinal de Arganzuela (EVA) en Madrid

Es un proceso más amplio: es una demolición de todos los espacios de participación, creación, experimentación ciudadana para privatizarlos y expropiar el acceso de la ciudadanía a lo público y a lo común, convirtiendo en clientes a quienes antes producían y eran protagonistas

Vídeo del Centro Social Okupado La Traba sobre el cierre de EVA

El Ayuntamiento de Collado Villalba (Madrid) amenaza con clausurar el ateneo popular (Comunicado)

Los máximos responsables del Ayuntamiento se escudan en una traba burocrática y amenazan con privar a cientos de personas de la acción social del Ateneo, en forma de alimentos, ropa, juguetes, apoyo escolar y asesoramiento jurídico. Con ello vulnera, además, los derechos fundamentales de participación, reunión y asociación protegidos por la Constitución.

Tras años de funcionamiento, el Ateneo ha recogido y recoge la actividad de multitud de movimientos sociales, iniciativas culturales y redes de apoyo mutuo serranos. Entre ellos se encuentran la Despensa de Apoyo Mutuo de Villalba, que reparte alimentos a más de 100 personas semanalmente, un tercio de ellas menores de edad; la Red de Apoyo Escolar Sierra Noroeste; la Asamblea de Vivienda; y la tienda gratis de ropa, juguetes y material escolar.

La derecha zaragozana quiere cerrar La Harinera

#HarineraZGZ es un espacio de creatividad y participación ciudadana gestionado por la Asociación Vecinal de San José, el Ayuntamiento y el Colectivo Llámalo H.

PP, Cs y Vox contra la cultura comunitaria, contra @HarineraZGZ: espacio de referencia internacional

La derecha zaragozana tumba la moción de Podemos, apoyada por ZeC y PSOE, para asegurar el mantenimiento de este espacio comunitario.

Almeida, una apisonadora para las asociaciones en Madrid (Artículo)

Los espacios de participación social han perdido el apoyo del Ayuntamiento desde que Almeida es alcalde.

La Constitución Española legitima el derecho de asociación con la más alta protección: en el Título I de Derechos y Deberes Fundamentales de cada ciudadano y ciudadana de nuestro país. Por otro lado, el articulo 9.2 en el Título Preliminar señala que corresponde a los poderes públicos promover la participación de todos los ciudadanos en la vida política, económica, cultural y social. La Constitución, pues, legitima la participación y el asociacionismo, es decir, el derecho de los y las ciudadanas a la adopción de decisiones de forma colectiva.

El alcalde de Madrid y la vicealcaldesa, Begoña Villacís, retiran el apoyo a entidades sociales que han desarrollado una labor fundamental durante la pandemia. Están revocando cesiones de locales a proyectos con arraigo en barrios vulnerables, donde el Ayuntamiento no llega. Estas entidades necesitan recursos, necesitan ayuda económica municipal.

Lo escribe Pedro Barrero, concejal del PSOE en el Ayuntamiento de Madrid.

El secuestro de lo común (Artículo)

Pese a que la pandemia ha demostrado la riqueza del trabajo comunitario, el Ayuntamiento de Madrid continúa en su deriva de cerrar los centros sociales autogestionados. Entre desalojos y cese de sesión de espacios, ya son al menos una decena los que han visto su recorrido vital interrumpido. Es la cronología de una ciudad en permanente conflicto con la construcción vecinal.

Una de las salas de La Ingobernable. ÁLVARO MINGUITO

El 12 de febrero, la Red de Solidaridad Vecinal Somos Tribu Vallekas era galardonada por el Parlamento Europeo con el Premio Ciudadano Europeo 2020. “En la actualidad son más de 1.500 personas voluntarias, organizadas en más de 30 grupos de trabajo, con cinco despensas solidarias que reparten más de 500 cestas de comida semanales y con más de 1.300 familias atendidas”, destacaba la web del Europarlamento. Habían pasado solo cuatro días de la entrega al Ayuntamiento de llaves del Espacio Vecinal de Arganzuela (EVA). Cara y cruz de un juego institucional donde los espacios autogestionados suelen estar bajo la lupa de la política.

Lo escribe Pablo Pampa Sainz @PampaenMadrid en El Salto Diario (léelo completo).

𝗟𝗔 𝗖𝗢𝗢𝗥𝗗𝗜𝗡𝗔𝗗𝗢𝗥𝗔, 𝗧𝗨 𝗦𝗜𝗡𝗗𝗜𝗖𝗔𝗧𝗢.

 

 

¡Difunde!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: El contenido está protegido